ARTE y Tecnología 3D

A menudo nos encontramos con que todo lo que se asocia al mundo del 3D es visto como algo tecnológico; quizás como un producto de diseño en algunos casos, pero alejado del arte en todo momento. En 3idem pensamos que la obra de arte y la
tecnología 3D pueden ser complementarias. En algunos casos pueden dar lugar a nuevas expresiones que aún no han sido desarrolladas, en otros puede servir para su difusión. No debemos perder de vista que las tecnologías son herramientas y que éstas en manos de artistas pueden llevar a nuevas expresiones desconocidas hasta ahora. A riesgo de parecer pedantes habría primero establecer que podríamos entender que es arte, o una obra de arte.

El arte está en constante evolución, pues es un ente vivo. Sus formas, manifestaciones y categorías necesitan también de la interrelación con los seres vivos que las interpretan. Habría que separar el arte en sí mismo de la experiencia estética, pues la visión de un paisaje o de un pájaro en el campo también sería una experiencia estética y, sin embargo, es necesario también evitar considerar arte toda manifestación estética.

Entonces, ¿dónde estamos ahora?  El concepto de arte en occidente cambió de ser un arte sometido a reglas hasta el concepto actual donde el arte sería la producción de la belleza. Belleza que no existía antes de hacer la obra y que por su condición de creada la separa de las cosas que son bellas como el paisaje o el pájaro que hemos mencionado antes.

Arte efimero con crema de café
Arte efimero con crema de café

Dejando de lado el concepto teórico del arte, pensamos que la experiencia estética de lo creado define la obra de arte. Por lo tanto, veremos diversas maneras en que la tecnología 3D puede servir al mundo artístico. Hay que remarcar la importancia de huir del concepto «moda» y eso incluye que hoy en día se abusa hasta sacar el sentido de la expresión «3D». Pongamos por caso un ejemplo de marketing donde se asocia a ciertas cafeterías japonesas que hacen arte efímero con la crema de leche de los cafés. Para vender el concepto le dicen «café en 3D» consiguiendo así notoriedad para que juegan con las expectativas del público, pero en realidad lo que hacen es muy lejos del 3D.

Un caso probado de nueva tecnología aplicada al mundo del arte que ha contribuido a enriquecerlo es la fotografía. A finales del siglo XIX era una nueva técnica sorprendente, que sólo se limitaba a reproducir la realidad, pero a medida que la técnica fue experimentada y dominada por cada vez más artistas se convirtió reconocida como una forma artística más por particulares, galerías y coleccionistas. De hecho, en 1910 el Museo Albright-Knox de Buffalo (New York) fue uno de los primeros museos a incluir la fotografía en la colección de arte. Esto nos lleva implícitamente la respuesta a la pregunta: Si involucras tecnología o máquinas al proceso de creación ¿esto devalúa el valor del trabajo? Pues pensamos que rotundamente no. Los logros de la habilidad técnica por parte de los artistas para asimilar estas nuevas herramientas son tan importantes como el logro de las habilidades manuales para hacer las obras más tradicionales como la escultura o la pintura.

Y, por otro lado, la reproducción de copias de arte en serie limitada con la tecnología de impresión 3D (en la que 3idem está especializada) ¿no es similar a cuando un artista hace copias limitadas de una estatua con un molde hecho a la cera perdida? quizás el miedo es que el público no lo encuentre una pieza de arte por no estar hecha «manualmente», pero esto es como comparar los cuadros con la fotografía. Son técnicas diferentes y pueden ser radicalmente diferentes en los resultados.

Ejemplo de diseño directo en 123Sculpt
Ejemplo de diseño directo en 123Sculpt

Pongamos por caso un escultor que decide aprender a trabajar la técnica escultórica en 3D y aprende a trabajar directamente con un programa de diseño escultórico en 3D como puede ser el 123D Sculpt, 3dsmax o Blender por poner sólo tres ejemplos de los muchos que hay. Directamente puede actuar sobre la obra como si fuera un bloque de arcilla o de piedra.

Una vez lista la puede dar a imprimir en el material que más le convenga dada la versatilidad de la impresión 3D. Incluso puede jugar con los colores con impresoras como las que tenemos en 3idem.

Reproducción estatua Jordi Bonet (3idem)
Reproducción estatua Jordi Bonet (3idem)

Otro caso es hacer escáneres directamente de las obras de arte y hacer reproducciones de las mismas. En este caso el artista puede trabajar directamente con las manos el material que le conviene y luego se hace el escáner para hacer las series limitadas. Nos encontraríamos aquí con una combinación de técnicas tradicionales y nuevas.

Break Wall d'Eyal Gever
Break Wall d’Eyal Gever

Más allá de estas implicaciones hay trabajos actuales basados en la impresión 3D que son muy interesantes y dignas de resaltar. Así pues, destacaríamos obras como las de Eyal Gever (http://www.eyalgever.com/) que crea modelos 3D digitales de objetos, los hace simular choques violentos y escogiendo un “fotograma” de la simulación hace de él una impresión 3D. Realmente puede captar momentos que sólo da el movimiento.

The invisible Shape of Things Past
The invisible Shape of Things Past

La búsqueda de la plasmación del desplazamiento al tiempo y el espacio como la propone el colectivo ART + COM en su proyecto «the invisible shape of things past» donde mediante el registro de la posición de una cámara en el momento de hacer una grabación hacen el recorrido de las cosas tal y como las captó la cámara, todo imprimiendo después en 3D el resultado.

Obra de Sophie Kahn
Obra de Sophie Kahn

Otros artistas hacen objetos tridimensionales a partir de ondas de sonido, registros sismográficos u otros datos que tengan un cierto contenido emocional. Otro enfoque sería por ejemplo el de Sofie Khan que parte de rostros y cuerpos escaneados en 3D y los imprime rompiendo como si de una escultura clásica se pudiera tratar (http://www.sophiekahn.net/)
Como vemos, experimentación, nuevas formas y corrientes están naciendo con la tecnología de impresión 3D. Si quieres experimentar puedes contar con 3idem para imprimir tus obras, seguro será ¡¡¡ gratificante y estimulante!!!